lunes, 14 de abril de 2014

Sierra del Teleno, (Lucillo, León): 12.ABR.2014



La Sierra del Teleno constituye el límite natural entre las comarcas leonesas de La Cabrera, la Maragatería y el Bierzo. La “cabeza” más visible es el monte Teleno, de 2.188 m. de altitud. Nosotros hemos estado en las laderas que miran al oeste, concretamente en Filiel, entidad perteneciente al municipio de Lucillo; y más concretamente en “Valentín”, carnicería y restaurante, altamente especializado en carne de ternera asada. Notable la relación precio/calidad, francamente bien presentada en cazuela de “perigüela” y regada con buen vino tinto del cercano Bierzo.
Una vez alimentados, nos hemos dirigido hacia Lucillo y nos hemos desviado a la derecha a fin de visitar los petroglifos del Teleno.
Los petroglifos son diseños grabados en rocas, realizados en la prehistoria, en el Paleolítico Superior o Neolítico y pueden considerarse el antecedente más cercano de los símbolos previos a la escritura; su uso se data hacia el año 10.000 a C.
Los de Filiel fueron descubiertos en 2008 y se hallan en las laderas del monte Teleno.
En ellos podemos apreciar variados motivos geométricos (laberintos) y pequeñas oquedades (cazoletas); su origen se data coincidiendo con la Edad de Bronce (1750-950 a C.). algunos autores sugieren que tenían una función de “hitos especiales”, ya que estos y los de Chana de Somoza (Lucillo), Peña Furada (Santa Coloma de Somoza) o Camino de Murillo (Lucillo) se localizan en la proximidad de importantes recursos naturales y vías de comunicación.










Iglesia de san Lorenzo (Sahagún, León): 11.ABR.2014



Estamos ante un soberbio ejemplo de arte románico-mudéjar, en su fase ya madura; fue construido en el s. XIII totalmente en ladrillo.
Llama la atención su torre tronco-piramidal de cuatro cuerpos: el inferior de arcos ciegos, los dos superiores con cuatro vanos de arcos doblados y el último de cinco vanos rodeados de arco sencillo. Su campanario sirvió de modelo a otros muchos construidos en Castilla y en León.







Flores: 06.ABR.2014









martes, 25 de febrero de 2014

Noja e Isla (Cantabria): 22.FEB.2014

Tomando como referencia y "campamento base" Argoños, hemos pasado un fin de semana con los Roncal y los Blanco en el norte de Cantabria, moviéndonos desde el cabo de Ajo por el oeste a Castro Urdiales por el este, casi siempre por la costa, en la comarca de Trasmiera. Para los amantes del detalle, estamos en Las Siete Villas, integradas por los municipios de: Bareyo, Arnuero, Noja, Meruelo, Argoños, Escalante y Santoña. No entraremos en la discusión acerca de si Santoña es o no "capital" del conjunto..., acaso sí sea el municipio más grande y para algunos, muy muy forofos, la capital del mundo de la anchoa en conserva.
Noja es un bonito pueblo, de unos 2.600 habitantes, en el que nos llama la atención la no existencia de una 'parte vieja' o su equivalencia: prácticamente todas las edificaciones son relativamente nuevas, ya en bloques -de a lo sumo cuatro o cinco alturas- o en villas; lo achacamos a que en el pueblo no hay puerto: la costa es escarpada y no hay lugar para el refugio. Sorprendente también es la playa de Trengandín, con un entramado de rocas que parecen sembradas en el agua y producen un agradable efecto visual. Un precioso y cómodo paseo por la orilla del acantilado nos lleva... casi a la playa de Ris: la lluvia se empeña en hacernos retroceder y nos obliga a refugiarnos en la cerveza y las tapas del centro del pueblo.




Playa de Trengandín
 



Acantilados
 

Isla es un bonito lugar, perteneciente al municipio de Armuero; la parte más cercana al mar es el barrio de Quejo -que se integró y se separó de Las Siete Villas-.
Nos sorprende contemplar cómo la pleamar inundó en un decir Jesús los arenales que preceden a la zona de marisma, es decir, ver subir muy rápido la marea e inundar una playa en cuestión de segundos...
Desde la Punta de Ardanal disfrutamos de una preciosa vista del islote de San Pedro y el Peñón del Águila, ya en Noja.









Tan interiorizado como tenemos los de nuestra generación aquello de "Machichaco en Vizcaya, Ajo en Santander, Peñas en Asturias, etc." y teniéndolo tan a mano, no podíamos perdernos el 'famoso' cabo. El mar batía fuerte, ya en franca pleamar y la playa pues... realmente no invitaba al baño, pese a la bonanza de la tarde, qué queréis que os diga...


 

Como resumen: estupendo fin de semana (a la lluvia estamos más que acostumbrados y a dejar los paraguas en el maletero también), ¡altamente recomendable! La costa cantábrica no tiene un solo metro de desperdicio desde Hondarribia a El Ferrol (bueno, si podéis evitar Muskiz, pues mejor).

miércoles, 5 de febrero de 2014

Un poco de calma tras la tempestad, San Sebastián: 05.FEB.2014

Parece que solo se tratará de un breve impás -ojalá me eqivoque- y que volveremos a las andadas... El día invitaba a coger un poco de altura (no es fácil encontrar un lugar a la orilla del mar al que asomarse sin peligro) y contemplar el espectáculo: una mezcolanza increíble de mar tan pronto negro como esmeralda, espuma blanca, cielo azul, nubes blancas o amenazadoramente negras, el arco iris...: todo esto, junto con el sol se había dado cita esta mañana en San Sebastián. Vedlo: