jueves, 24 de julio de 2014

Peña de Aia (Oiartzun, Gipuzkoa): 23.JUL.2014



La previsión era de nieblas que se irían disipando a lo largo de la mañana para dejar lugar a cielo azul y soleado, de modo que allá me fui, cargado con la ‘artillería pesada’ a cargar la tarjeta de la máquina de buitres.
La práctica sobre el terreno era la clásica boina de nubes densas sobre Peña de Aia que persistía más allá de las 12 del mediodía), una humedad relativa absoluta (toma incongruencia!, quiero decir que se respiraba agua) y una niebla que, siendo sincero, calificaría yo de fotogénica como mínimo; luego veremos.
Como viene siendo habitual, los pajaritos pasaron ampliamente de mí y al cabo de un buen rato pues me dediqué a lo que había: paisaje.
Esto es lo que me traje para casa:








Aquí, ya de vuelta, eran las 12 y la "bruma" persistía...
Igeldo a la izquierda y St. Jean de Luz a la derecha, desde la primera. 11.30 h.


lunes, 21 de julio de 2014

Eulz (Navarra): 19.JUL.2014

Un tranquilo paseo por el pueblo y sus alrededores y se encuentra uno estas cosillas tan vistosas y tan fotogénicas, casi casi apetitosas...; pese al día nublado el colorido era asombroso, como creo que se puede apreciar.












viernes, 27 de junio de 2014

Mulisko Gaina (SE del monte Onyi, Hernani/Urnieta, Gipuzkoa): 27.JUN.2014



Hoy toca retroceder en la Historia, pero a lo grande: a la Edad de Hierro, a unos 2.630 años (± 90) a.C. Hemos llegado a un verdadero cementerio prehistórico, formado por cuatro cromlech, un monolito y una cista* doble.
Hemos aprovechado una mañana soleada después del paso de un frente y antes de los anunciados chubascos vespertinos. Y realmente ha valido la pena: el lugar, como podéis comprobar, no tiene desperdicio: en la ladera del monte Onyi y un poco más arriba, en su cumbre (543 m.) las vistas en cualquier dirección y pese a la bruma son espectaculares.

* Una cista es una pequeña cámara formada por piedras en la que se depositaban las cenizas de los difuntos incinerados en el centro de un cromlech.







Cista (las dos anteriores)
Hernio y Gazume desde Onyo
Adarra desde Onyo
San Sebastián desde Onyo (en primer término, Hernani)
Al final del repecho la cumbre de Onyo
Croquis
      

1.- Cromlech. Diámetro de 5,60 m. N.-S. y 5,45 m. E.-W. Compuesto por 31 testigos, entre los que destaca uno de 1,47 m. de altura.

2.- Cromlech. 3,05 m. de diámetro. Compuesto por 12testigos, entre los que destacan 2, de 1,75 y 1,45 m. de altura.

3.- Cromlech. Diámetro 4,80 m. de diámetro N.-S. y 4,30 m. E.-W. Compuesto por 18 testigos, entre los que destacan 2, de 1,45 y 1,40 m. En su interior, tangente al sector septentrional, presenta una estructura anular de 1,80x1,10 m., formada por testigos de menor tamaño.

5.- Cista doble, compuesta por dos recintos adyacentes de planta rectangular y suelo formado por sendas losas, orientados en sentido E.-W., de 1,30x0,60 m. y 1,20x0,54 m., respectivamente. El lateral Norte se completa mediante una gran losa hincada y basculada al exterior (1,80 x 0.75 x 0,20 m.). Todo ello se engloba en un túmulo de 7 m. de diámetro y 0,35 m. de altura.

Fuente: Diputación Foral de Gipuzkoa/ Gipuzkoako Foru Aldundia y Sociedad de Ciencias ARANZADI Zientzi Elkartea.


jueves, 19 de junio de 2014

Mirador de Ubaba o Balcón de Pilatos (Baquedano, Amescoa Baja, Navarra): 18.JUN.2014



De camino hacia el nacedero del Urederra (ver http://jrcfcmc.blogspot.com.es/2011/04/nacedero-del-urederra-31mzo2011.html) hacemos una breve parada en el impresionante mirador del Balcón de Pilatos, en el borde sur del Parque Natural de Urbasa-Andía, que habíamos dejado pendiente y al que accedemos por la N-I desde Olazti/Olazagutía. El sol comienza a aparecer entre las nubes y un airecillo fresco nos recibe junto al mirador; la neblina aun tardará en desaparecer.

El lugar inspira respeto: por una parte, la curiosidad nos empuja a asomarnos al borde, la prudencia, por otra, nos detiene a tiempo: un mal paso en las rocas cársticas del borde nos llevaría 900 m. más abajo..., ¡atención pues!

Sin ánimo de exagerar los riesgos -que existen-, a lo largo de las guerras carlistas, particularmente la primera, y en la Guerra Civil el ‘balcón’ se utilizó para despeñar a cientos de personas.

El lugar se declaró reserva natural en 1987 y más tarde se incorporó al parque natural de Urbasa-Andía. Vale la pena echar una ojeada.
Podéis encontrar información detallada en: http://www.diariodenavarra.es/20060122/especiales/rincones-singulares/el-balcon-pilatos.html?val=0&sec=20060122






Mirando a Estella: a la izquierda: Baquedano; a la derecha, Baríndano.
 

Desde casi el final del nacedero del Urederra



miércoles, 4 de junio de 2014

Nacimiento del Nervión (Delika, Araba): 03.JUN.2014



El verano pasado vimos el nacimiento del Nervión desde el balcón al que se llega muy cómodamente desde lo alto del Puerto de Orduña: http://jrcfcmc.blogspot.com.es/2013/07/nacimiento-del-nervion-orduna-bizkaia.html

Allí nos hacíamos la promesa de volver, entrando por el valle y llegando a la base de la cascada.

Pues ayer pusimos manos a la obra: desde Delika (360 m.), bordeando y vadeando varias veces el río, fuimos ascendiendo cómodamente con intención de fotografiar la impresionante caída de agua desde 270 m. de altitud.

Pues bien: ‘su eminencia’ no tuvo el gusto de recibirnos. El día de ayer fue escogido porque hace nada, como quien dice, que ha dejado de llover -de llover  mucho y muy seguido- y yo pensaba que el “depósito” que abastece la cascada aun tendría líquido suficiente. ¡Craso error: no parece haber “depósito” alguno! Conforme nos acercamos al circo, el agua surge por doquier, rezuma entre la roca..., pero el gran espectáculo no tenía función ayer.

De modo que cuando el cauce comenzó a ponerse fiero, húmedo y resbaladizo decidimos dar la vuelta (474 m.) pensando en la dificultad de la bajada más que la de la subida.

Y tras un frugal picoteo en el bar del aparcamiento volvimos a casa. En el maletero, además de las mochilas, trajimos también algo de decepción.

He de decir también que el lugar es precioso -como creo que puede adivinarse con las fotos-: la vegetación está exuberante, el río acompaña, no estorba, se vadea sin dificultad. El paseo valió la pena pese a todo.

Quizá tengamos que esperar al invierno, a una buena nevada que regule mejor el agua en las alturas..., porque volver durante el chaparrón no parece la mejor opción.

En fin, se estudiará el asunto.