jueves, 7 de junio de 2018

Zarautz (Ermita de Sta. Bárbara e Iñurritza): 07.JUN.2018


"Tras cinco años de obras, fue inaugurada y bendecida en 1709. Para su construcción y posterior mantenimiento, fue fundamental la aportación de los pescadores de Zarautz, quienes por cada ballena capturada hacían entrega de una limosna en forma de grasa de ballena. La ermita se yergue sobre una prominente peña dominando, a modo de atalaya, el pequeño puerto de la localidad. Tal era la devoción de los pescadores hacia esta santa conjuradora de tormentas, que el día de su advocación (4 de diciembre) llegó a ser festivo en Zarautz".
Así reza un cartel a pocos metros de la ermita de Santa Bárbara; para llegar a ella existe una calzada de piedra entre viñas de txakoli, en un principio fuerte, que se va suavizando hasta llegar a la edificación. Son 15 minutos de subida y nunca pensé que fuese a escribir esto: ¡bajo un sol de castigo!, que no sé si afortunada o desafortunadamente volvió a protegerse tras las nubes, tal como últimamente nos tiene acostumbrados.  

Iñurritza es un biotopo [animal o planta que, por la perfección de sus caracteres, puede ser considerado como tipo representativo de su especie, variedad o raza] protegido para la flora y la fauna; forma parte de la red Natura 2000. Estoy en el extremo este de la playa, justo frente a la ermita antes visitada, el sol ha vuelto a hacer acto de presencia y el paisaje es espectacular.

Sorprende casi por igual en ambos extremos (oeste y este respecto a la playa) la gama de tonos verdes que me rodean, dependiendo de hacia dónde dirija la vista; incluso el mar parece querer colaborar con la elaborada y completa paleta; nada especial, supongo, dada la cantidad de lluvia caída últimamente.





En primer término Talaimendi, luego: Igeldo, Ulia y Jaizkibel.
 







IÑURRITZA








 

miércoles, 23 de mayo de 2018

Bardenas Reales de Navarra: 22.MAY.2018


Situado en el SE de Navarra, lindante con Aragón, estamos ante un gran espacio (41.845 Ha) sin núcleos habitados, que no pertenece a ningún municipio, estas tierras pertenecen al patrimonio de los Reyes de Navarra, que, desde el s. IX, fueron  cediendo derechos de uso a diversas poblaciones.
En 1705 esos derechos exclusivos se confirmaron y unificaron en manos de veintidós entidades "congozantes", denominadas así por ser las únicas que gozan o disfrutan a perpetuidad del uso en común: Arguedas, Buñuel, Cabanillas, Cadreita, Caparroso, Carcastillo, Corella, Cortes, Falces, Funes, Fustiñana, Marcilla, Mélida,, Milagro, Peralta, Santacara, Tudela, Valtierra, Villafranca, Valle del Roncal, Valle de Salazar y Monasterio de la Oliva. Estas entidades forman desde entonces la Comunidad de Bardenas Reales; las Bardenas no están sujetas a la jurisdicción de ningún municipio, es una Entidad Local, integrada por las entidades congozantes, la que gestiona este territorio. Es curioso que haya una serie de pueblos congozantes sin ser limítrofes y que Rada o Murillo el Cuende no tengan goce.
Ofrece un paisaje característico, de relieve abrupto, lleno de cabezos, planas, barrancos encajados... El clima se caracteriza por los veranos calurosos, inviernos fríos y lluvias reducidas (entre 410 y 550 l/m2 anuales de promedio).
Acompañado de un amigo, hemos hecho un recorrido fácil: hemos circunvalado el polígono de tiro (la Blanca Baja) en el sentido de las agujas del reloj, fotografiando casi todo lo que llamaba nuestra atención.
Muy probablemente habrá que hacer otra incursión, esta vez por la Blanca Alta hacia Carcastillo y aun habría que ojear también la Plana de la negra, al SE.
No perdáis cualquier oportunidad de pasar una mañana en las Bardenas, esto es, entre otras cosas, lo que os encontraréis...
 























 



martes, 17 de abril de 2018

Zarautz (Gipuzkoa): 17.ABR.2018


Cuando ya comenzábamos a dudar de su existencia, ha aparecido el Sol por estas tierras que parecen ya incapaces de absorber un par de gotas más... Y ha aparecido con verdadera fuerza y solemnidad, como era de esperar; de modo que me he cogido el tren de buena mañana y me he acercado a Zarautz a sabiendas de que, mientras callejeaba y tomaba un café por el pueblo, la marea jugaba a mi favor... bajando (bajamar a las 12:14). De modo que había mucha playa, algún surfista, pocos paseantes y casi ningún bañista: justo lo que yo iba buscando...; ¡y aquí está lo que hallé, además de apetitosos pintxos y un txakoli espectacular.


Torre Luzea

 

Kale Nagusia
 










Panorámica